Compartir en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Makro, la Federación de Cocineros y Reposteros de España (FACYRE) y la Federación Española de Hostelería (FEHR) vuelven a realizar el estudio “El hostelero, un emprendedor detrás de la barra 2.0” para conocer el estado del sector, del que se deduce que “conciliar la vida personal con la profesional y la gestión de los perfiles en plataformas digitales” es lo más duro de la profesión.

Por segundo año consecutivo, “una buena relación calidad precio y atención al cliente” siguen siendo las claves que resaltan, 3 de cada 4 hosteleros, para triunfar en el negocio. Conclusiones que forman parte del estudio que cada año se realiza para conocer el estado del sector integrado por más de 300.000 bares, restaurantes y cafeterías con un volumen de ventas de 119.893 millones de euros, lo que equivale al 6,8% del PIB de la economía española.

En esta edición, el estudio “El hostelero, un emprendedor detrás de la barra 2.0”, realizado entre 2.310 propietarios de establecimientos de hostelería, desvela que conciliar la vida personal con la profesional (55%) es lo más duro de la profesión en general, mientras que el 41% manifiesta que lo más complicado, es sentir la soledad del autónomo al tener que hacer frente, sin apoyo directo, a todas las dificultades del día a día. El 32% se queja del horario y el 16% dice lo más duro radica en encontrar proveedores de confianza.

Con respecto a las dificultades a las que se enfrentan los hosteleros en el día a día de sus negocios, el 36% de los entrevistados consideran que la gestión de la página Web y redes sociales es la principal dificultad, frente al 35% que hace alusión a la complejidad de lidiar con el personal. El resto de los entrevistados manifiesta que mantener los estándares de calidad en la cocina y el servicio (27%) es la principal dificultad, frente al trato con los clientes (21%) y la gestión administrativa (17%).

La utilización de las nuevas tecnologías continúa siendo una asignatura pendiente para la gran mayoría del sector hostelero. Según el estudio, solo el 39% dice contar con un perfil propio en alguna plataforma de reserva online/opiniones. Los hosteleros consideran que son beneficiosas porque les dan visibilidad, mejoran la imagen y atraen clientes. Por el contrario, el 61% las considera perjudiciales por la poca veracidad, el anonimato y la pérdida de reputación.

A pesar de la crudeza de la profesión y las dificultades en la gestión del negocio de hostelería, el sector sigue evolucionando de forma muy positiva con un avance entre enero y julio de un 5,8% respecto al mismo periodo del año anterior. En el caso de la restauración, el incremento es de un 4,7% con respecto a 2016.

En este marco, el 81% de los hosteleros entrevistados se mostraron partidarios de crear el Día de la Hostelería y los Negocios Propios para homenajear al sector. Una jornada en la que los clientes podrán disfrutar de más de 10.000 ofertas en bares y restaurantes de toda España para festejar este día a través de la plataforma  creada para la ocasión y que se celebra el día 10 de octubre.

 

 

En definitiva, se trata de una iniciativa que tiene como objetivo el impulsar el sector mediante ofertas gastronómicas y de servicio que atraigan a los clientes. Una cita que se celebra por segundo año consecutivo para agradecer al sector de la hostelería todo lo que aporta a nuestra economía y su contribución a que la gastronomía española sea un referente a nivel mundial.

Así pues, la campaña Día de la Hostelería ha sido presentada en el marco del Festival San Sebastián Gastronomika junto a embajadores como los chefs Íñigo Lavado, Mario Sandoval, Susi Díaz, Rodrigo de la Calle o Ángel León. Todos ellos han resaltado la importancia del Día de la Hostelería como apoyo al sector y a sus profesionales y han elaborado una tapa homenaje de Papdum crujiente con txangurro a la Donostriarra.